Sequía en Laguna Lago Del Monte

agosto 13, 2009 at 5:15 pm (entrevista) (, )

Facundo Verna

Entrevista a Marcelo Schwerdt, Licenciado y Director del Área de Recursos Naturales de la Municipalidad de Guaminí.

La laguna se va alejando, la tierra se quiebra de dolor y llora su propia cicatriz. Los restos de botellas embriagadas, brillan con el ocaso y las moscas danzan a la luna de la evaporación. Aún conserva su magia y su frescura salada al paladar. El susurro de sus olas invita a soñar, mientras las aves vuelan hacia el encuentro con lo desconocido.

El viento pampero golpea la cara del licenciado frente a la Laguna Lago Del Monte, en la localidad de Guaminí, situada en un pequeño pueblo de la Provincia de Buenos Aires, a quinientos kilómetros de la Capital Federal. Está sentado en un banco de material, bajo una sombrilla de paja y con el celular sonando de manera insistente. “Dame un minuto. Atiendo y ya estoy con vos”.

¿ Es la primer sequía intensa que sufre la laguna?

La laguna Del Monte ha oscilado su nivel históricamente acompañando los ciclos húmedos y secos que se han alternado en la Pampasia. Si bien, desde distintos grupos de investigación, se han recalculado los períodos de sequía intensa e inundación que afectaron la región, la historia oral legada por nuestros mayores menciona por lo menos dos grandes sequías ocurridas alrededor de 1914 y de 1960, la primera de las cuales fue la más extensa, prolongándose por más de tres décadas.

En sintonía con lo expuesto, pescadores del Distrito, comentan sobre la ausencia total de peces (pejerrey) en la laguna del Monte en los años `60, situación que cambió a fines de esa década, con el advenimiento  de copiosas lluvias que producirían el inicio de una etapa de excesos hídricos, que desencadenarían en las crecidas del `77 e inundaciones del `85/86. Desde entonces las lagunas iniciaron un retroceso de sus niveles,  interrumpido solamente en el `93/94 (máximo nivel histórico de la laguna del Monte)  y el 2001/2002, años de lluvias superiores a los 1000 mm anuales que provocaron dos mini crecidas de los cuerpos de agua.  Del 2003 a la fecha, la región sufre una seca muy marcada que se refleja en una bajante nunca vista por los vecinos del lugar y en el estado más bajo desde que existen registro (1970).

¿Desde qué año se observó que la laguna Lago Del Monte disminuyó su nivel de agua?

El nivel viene decreciendo desde el año 1987, salvo las fechas mencionadas (93/94 y 01/02) que las lluvias provocaron dos crecidas.

¿Cuáles son los factores que provocaron la sequía?

La retroalimentación de las lagunas depende mayormente de las precipitaciones, las cuales son importante tanto directamente sobre las lagunas, pero también porque enriquecen el aporte de los arroyos que captan una enorme superficie de la región (cuenca). Además las lluvias recargan las napas que “sostienen” las lagunas. Las bajantes de las napas en períodos secos, indefectiblemente redundan en una depresión del nivel de las lagunas.

¿Cuál es el nivel de agua en relación con años anteriores y respecto a las demás lagunas que forman parte de las Encadenadas del Oeste?

El nivel actual es el más bajo desde que se tienen registros, lo que no es sinónimo de nivel más bajo histórico, ya que se sabe que la laguna a estado más baja y prueba de ello son los palos y restos de viviendas que hoy día siguen apareciendo. Con respecto a los niveles de las demás lagunas, la cuenca tiene una pendiente que decrece hacia el sudoeste, por lo que Alsina es la laguna más alta, actualmente (107,90 msnm), la sigue Cochicó (104,50msnm), del Monte y Venado (102,80) y finaliza  Epecuén (94,60).

¿La laguna Lago Del Monte recibe afluencias de otras lagunas? De ser así, ¿por medio de qué sistema?

Recibe agua de dos arroyos que se unen al llegar: Aº Guaminí que se origina en el sistema de Ventania y Aº Malleo-Leufú que nace a escasa distancia de la laguna.  Por el orden en que se disponen las lagunas, en épocas de niveles altos podría recibir agua desde laguna Cochicó. Hay un sistema de compuertas que es operado por el hombre y que evita el escurrimiento natural que existía anteriormente.

¿La actividad se vio afectada por la sequía?

Se perjudicó el turismo principalmente, debido a que la Laguna Del Monte, sufrió una gran baja del nivel del agua, no así en la laguna Lago Cochicó, ya que mantuvo por ingreso de agua. Por tal motivo, la actividad turística ha disminuido en la localidad cabecera por falta de piezas de pejerrey (pesca deportiva), que es el movilizador principal.

En la laguna Lago Cochicó, se encuentra el principal recurso turístico de la región, que actualmente, se encuentra en baja.

¿Qué medidas preventivas tomaron las autoridades de la Municipalidad de Guaminí al respecto?

Con respecto a la actividad turística, la misma ha sido fuertemente apoyada desde el Municipio, básicamente por la publicidad o difusión en ferias de alcance regional y nacional, tanto de los espacios verdes y cuerpos lagunares del Distrito como de las pequeñas y medianas empresas locales que han apostado a esta actividad y por el trabajo constante para proteger y lograr la sostenibilidad de los bienes naturales. Entre las principales actividades se destaca el cuidado de la fauna, la resiembra de lagunas con alevinos de pejerrey, control de cupos y tallas de pesca. Por otro lado, la actividad económica regional, que es agro-ganadera, se encuentra en estado crítico debido a las sequías de los últimos años.

En la actualidad algunas Circunscripciones del Distrito (las del sur), junto con los Distritos que se extienden desde Adolfo Alsina (Carhué) hasta Bahía Blanca y Coronel Rosales han sido declarados por el Gobierno Nacional, zona de desastre por sequía, lo que conlleva prórrogas impositivas y en los vencimientos de pagos de créditos bancarios.

En cuanto a la política hídrica, todas las medidas de manejo que se toman son consensuadas por un grupo de 11 Municipios entre los que se encuentra Guaminí, quienes en conjunto con la Dirección Provincial de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires, constituyen el Comité de Cuencas del Río Salado – Subregión C en el que discuten técnicamente las medidas a desarrollar.

¿La sequía afectó a la fauna y flora de la localidad? ¿Hubo mortandad de peces?

Como toda alteración profunda de las condiciones de vida de la flora y fauna, la afectó. Si bien no se está estudiando la flora local, una simple observación del paisaje revela la ausencia de cualquier tipo de vida verde, obviamente los árboles perduran en estado vegetativo y las plantas no leñosas en estado de semilla y/o en estados subterráneos de raíces, a la espera de condiciones favorables.  Como es de sospechar la fauna terrestre también acusó problemas, por simple derivación de la cadena trófica. En muchos campos la ausencia de pasto ocasionó la muerte de vacunos. El desastre no ha sido total debido al esfuerzo de los campesinos que han alimentado artificialmente (con grano) a sus tropas. Otros herbívoros menores, como liebres, también deben haber sufrido impactos, pero no hay estudios referentes. Además estas poblaciones están bajo la presión de actividades del hombre como la caza.

En lo que puedo contribuir con datos propios, es sobre el conocimiento de los cambios ictiofaunísticos (de peces). En períodos con años húmedos se favoreció el ingreso de especies de peces no existentes anteriormente en las lagunas (carpa, vieja de río, porteñito) contribuyendo a un enriquecimiento de la diversidad de peces convivientes en las lagunas de Guaminí. Posterior a períodos secos, como es la situación actual, las lagunas retroceden disminuyendo sus superficies con lo que el tenor salino aumenta (misma sal en menos agua). Esto afecta notablemente especies sensibles a la salinidad, o sea que si este umbral es superado la especie migra a hacia aguas más dulces o perece. En estas lagunas ocurre que al ser cerradas y estar actualmente desconectadas por el hombre, las especies sensibles a salinidad buscan los escasos lugares de agua dulce como las desembocaduras de arroyos o los mismos arroyos, pero en fin el efecto final es un ambiente poco propicio para su supervivencia y una reducción drástica de estas poblaciones.

Como resumen de lo ocurrido, con respecto a lo descrito recientemente, las lagunas mesohalinas a hipersalinas (Cochicó, del Monte y Venado) han quedado dominadas por pejerrey, especie que representa más del 90% de los peces de estos cuerpos lagunares, situación muy distinta a la que se observaba en épocas con lagunas llenas donde especies como dientudo, mojarra y bagre estaban bien representadas, alcanzando entre 20 y 30 % según en que laguna nos situábamos.

Las lagunas bajas también permiten que sus aguas fluctúen más la temperatura,  condicionando también la vida de los peces que habitan estos ambientes, principalmente afectando especies de origen tropical o subtropical que han colonizado el sistema de lagunas y que son termosensibles (no aguantan bajas temperaturas), tal es el caso del porteñito o bagarito quien llegó a representar más del 90% de la ictiofauna de Alsina y hasta un 28% de Cochicó y al descender las lagunas desapareció de Cochicó en 2006 por no mancarse la salinidad que alcanzó este ambiente y en 2007 ocurrió una mortandad masiva de esta especie en Alsina pero como consecuencia de las bajas temperaturas que se registraron ese año y el estado bajo de la laguna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: