Buscando revitalizar un símbolo de la infancia

julio 27, 2009 at 1:25 pm (crónicas) (, , )

Por Mariana Canda

La tarde no parecía de invierno. Eran las 17.30. Sol radiante y temperatura agradable se presentaron durante todo el 3 de julio, y permitieron que una veintena de personas, entre adultos y chicos, se acercaran a la plaza Bolivia, en avenida Del Libertador y Olleros, en el barrio de Palermo, a disfrutar de “Calesicuentos de todas partes”.

Calesitas de Buenos Aires pertenece a Mi Buenos Aires Querible (o miBAQ), un proyecto llevado a cabo por el Ministerio de Cultura porteño en el cual se busca rescatar, exponer y redescubrir los lugares que los vecinos consideran más importantes o más “queribles” de su entorno. Calesitas de Buenos Aires se presenta en 45 calesitas de la ciudad, en las cuales se pueden disfrutar de entretenimientos infantiles con payasos, juegos, malabares, obras de teatro, títeres, canciones, pintura, magia, entre otras cosas. El objetivo principal del programa es rescatar este espacio público y que los chicos no dejen de concurrir al mismo, ya que se encuentra en detrimento en relación a otras espacios propios de una generación que crece en un contexto en el que el jugar se da cada vez más con una mayor carga tecnológica y en ámbitos individuales, los cuales impiden que se interrelacionen con sus pares. Sin embargo, es extraño ver como las plazas de Buenos Aires, el espacio público por elección aquí y en todas partes, son reformadas últimamente con la colocación de rejas a su alrededor (como ocurre en la plaza Bolivia), como una forma de indicar a los vecinos de la ciudad que no saben cuidar lo que es de todos, y que la única manera de mantener una plaza limpia y ordenada es a través de la colocación de esas rejas.

Andrea Magnaghi es la protagonista de “Calesicuentos de todas partes”. Interpreta a Elena, la calesicuentera viajera. Con una vestimenta llamativa y en compañía de una valija llena de leyendas de todo el mundo, esta joven actriz interactúa con su audiencia y relata una historia en relación a la temática del programa, sobre un viejo alemán y su nieto el cuál quería subir por primera vez a una calesita y su abuelo se lo negaba. Los chicos se divierten y se concentran en el relato, el cual por momentos es difícil de seguir ya que por el lugar no sólo pasan muchísimos vehículos, sino que también se puede escuchar el paso del tren y de los aviones.

Al consultarle a Andrea Magnaghi y uno de sus colaboradores sobre cómo evalúan hasta el momento el funcionamiento del programa, ellos respondieron que lo consideran exitoso ya que el mismo había empezado en abril y se consideraba su fin para julio, pero ahora se estima que seguirá hasta noviembre. También dijeron que los espectáculos son rotativos y que la concurrencia depende de la plaza en la que se lleven a cabo. Agregaron además que debido a los problemas que esta causando la Influenza H1N1 y la recomendación gubernamental de no asistir a lugares cerrados como cines o teatros, Calesitas de Buenos Aires es una muy buena opción para el público infantil durante este receso y en las vacaciones de invierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: